Infección Urinaria

La infección urinaria está provocada por la invasión de microorganismos en el tracto urinario. Puede producirse por dos vías diferentes: por el extremo inferior de las vías urinarias (abertura en la punta del pene o de la uretra, según se trate de un hombre o de una mujer), que es el caso más frecuente; o bien a través del flujo sanguíneo, en cuyo caso la infección afecta directamente a los riñones.

La infección de orina es una de las principales causas de atención por consulta externa de urología así como por parte de medicina general. Según los diferentes estudios que se han realizado la población más afectada está en el rango de los 25 a 44 años de edad. Es una enfermedad más frecuente en las mujeres que en los hombres.

Infección Urinaria

Las infecciones de las vías urinarias más habituales son las producidas por bacterias (85 por ciento de los casos), aunque también pueden presentarse a causa de virus, hongos o parásitos. De muchas de ellas es responsable la bacteria llamada Escherichia coli, que normalmente vive en el intestino.

El especialista se puede guiar de un parcial de orina para revisar si se trata de una infección así como también solicitar un Urocultivo para analizar más en detalle y así formular el medicamento adecuado. Existen varios tipos de infecciones urinarias, los siguientes son los más comunes son.

Tipos de infecciones urinarias

  • Cistitis:  Es el término médico para la inflamación de la vejiga, la mayoría de las veces, la inflamación es causada por una infección bacteriana y se llama infección urinaria. Una infección en la vejiga puede ser dolorosa y molesta, y puede volverse un problema de salud grave si la infección se disemina a los riñones.
  • Uretritis: La uretritis es una infección bacteriana o viral que ocasiona inflamación y también irritación de la uretra. Generalmente es ocasionada por una infección de transmisión sexual. Los síntomas incluyen dolor, ardor, micción frecuente o secreciones de la uretra. El tratamiento incluye antibióticos.
  • Pielonefritis: La inflamación del riñón se debe a un tipo específico de infección del tracto urinario (ITU). La ITU suele comenzar en la uretra o la vejiga, y se extiende a los riñones. Los síntomas incluyen fiebre, escalofrío, dolor lumbar, micción frecuente. El tratamiento incluye antibióticos y, frecuentemente, requiere la hospitalización del paciente.