Disfunción Eréctil

La disfunción eréctil es la incapacidad permanente o reiterativa para lograr que el pene mantenga una erección que le permita al hombre una actividad sexual satisfactoria. Esto se presenta porque el pene no puede acumular la sangre necesaria para mantener la rigidez. La disfunción eréctil puede ser una señal de alarma de enfermedades del corazón. Es un problema que puede presentarse a cualquier edad aunque es más frecuente a partir de los 40 años y puede aumentarse progresivamente con la edad.

Incluye tres componentes:

  1. Es reiterativo o permanente.
  2. Existe un inconveniente para iniciar o mantener la rigidez.
  3. Se altera el desempeño sexual.

La sexualidad en el hombre es un aspecto fundamental de la vida y los problemas de la sexualidad pueden afectar seriamente a las relaciones interpersonales y de pareja.

Disfunción Eréctil

Diagnóstico

Un urólogo experto en medicina sexual puede diagnosticar y tratar una disfunción eréctil con muy pocas pruebas. El diagnóstico y el tratamiento deben ser individualizados, es decir, personalizados para cada paciente y su pareja.

Una buena historia clínica (entrevista), realizada por un profesional experto en este campo, es la piedra angular del diagnóstico. Esta buena historia clínica junto con la exploración física adecuada nos indica el tipo de impotencia y la causa.

Además nos permite valorar la repercusión psicológica que la impotencia produce sobre el paciente y su pareja.

La entrevista con el paciente debe realizarse en un ambiente relajado, sin prisas, y es muy importante analizar las expectativas y motivaciones.

A partir de su historia clínica un uro-andrólogo experto solicitará los análisis de sangre más adecuados para cada paciente. Si la disfunción se acompaña de un descenso del deseo sexual es aconsejable realizar una determinación de testosterona en sangre. En muchos pacientes no es necesario realizar análisis.

En casos especiales es importante mediante un equipo de ecografía y doppler realizar un detallado estudio vascular del pene (eco-doppler dinámico). Con esta técnica podemos valorar el factor arterial (sangre que entra) y el factor veno-oclusivo (sangre que se escapa). Este estudio eco-doppler es fundamental para distinguir entre causa psicógena y orgánica.

En muy pocos pacientes, sobre todo en jóvenes, es necesario recurrir a pruebas muy específicas.

¿Que puede causar la disfunción eréctil?

Actualmente se considera esta enfermedad de causa orgánica y que existen situaciones especiales que conducen a impedir la erección, como son el miedo, la angustia, la ansiedad, el estrés, enfermedades asociadas como: la diabetes, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, enfermedades neurológicas, problemas hormonales, traumatismos que afecta a la médula espinal.

Tratamiento

Las tasas de éxito de tratamientos que ayudan con la disfunción eréctil varían bastante, y puede que tenga que probar con algunos de ellos para encontrar aquel que sea el más eficaz. Entre estos están: medicamentos, inyecciones de medicamentos en el pene, píldoras uretrales, implantes peneanos, aplicación de testosterona y tratamientos psicológicos.